Seleccionar página

¿Tienes alguna duda? Llámanos al +34 914 250 919 o escríbenos

En seguida bien, ВїquГ© se puede ver por estupidez?

La estrechez mental

En 1866, el filósofo Johann Erdmann definió la “forma nuclear sobre la estupidez”. La estupidez se refiere a la estrechez de miras. De allí la termino mentecato, privado sobre pensamiento. Estúpido serí­a el que sólo posee en cuenta un aspecto sobre ojeada el suyo. Cuanto más se multipliquen las lugares de vista, inferior será la estupidez y gran la inteligencia.

SerГ­В­a por eso que los griegos inventaron la termino idiota el que considera cualquier desde su Гіptica personal. Juzga todo cosa como si su minГєscula perspectiva del ambiente exteriormente universal, la Гєnica defendible, vГЎlida e indiscutible.

El egoГ­smo intelectual

El estГєpido padece egoГ­smo intelectual. El estГєpido serГ­В­a tosco desplazГЎndolo hacia el pelo aun mismamente fanfarrГіn. Niega la complejidad y difunde su simplicidad sobre forma dogmГЎtica. Opina especialmente como si estuviese en posesiГіn sobre la verdad absoluta. SerГ­В­a un ciego que se cree clarividente.

A travГ©s de la filosofГ­a tratamos sobre valorar otros puntos sobre ojeada. Luchamos contra el embrutecimiento. Ampliamos horizontes y ponemos en cuestiГіn nuestro proceder desplazГЎndolo hacia el pelo modo sobre pensar.

Sobre esta manera se intenta atenuar la estupidez al ejercitar la cuestiГіn y no ha transpirado la autocrГ­tica. Al dejar sobre enfrascarnos en la propia imagen, igual que ocurrГ­a en el mito sobre Narciso. El estГєpido estГЎ enamorado de sГ­ exacto e ignora cualquier lo demГЎs. Incluso lo desprecia con autosuficiencia.

El totalitarismo de la estupidez

En 1937, el poeta Robert Musil retomó la cuestión sobre la estupidez. En pleno auge de corrientes totalitarias, nos recordaba “la barbarización de las naciones, Estados así­ como conjuntos ideológicos”.

La estupidez se parece al progreso, a la civilizaciГіn. Brota no sГіlo de un Yo exacerbado, sino sobre un Nosotros acrecentado asГ­В­ como envanecido. La estulticia es altamente contagiosa desplazГЎndolo hacia el pelo se alimenta de desmedidos ideales difusos, sobre lugares usuales, de proclamas simplistas al completo serГ­В­a sable o al completo es blanco.

El Гєnico momento de ojeada razonable es el sobre un grupo social concreto, el sobre la bando concreta la nuestra. La estupidez se emparenta con la intolerancia y no ha transpirado la ausencia de diГЎlogo. Es un hermetismo mental y gregario. Se expande mediante consignas engreГ­das asГ­В­ como carente motivo, coreadas en un clamor colectivo esperpГ©ntico.

Escena de La vida sobre Brian (Jones, 1979).

La estupidez versatil

Todo el mundo en algГєn instante podemos ser estГєpidos ocasionales. Aunque lo que diferencia al obcecado versatil, Conforme Musil, serГ­В­a la incapacidad permanente Con El Fin De apreciar lo significativo. ВїQuГ© serГ­В­a significativo y no ha transpirado quГ© nunca?

En su presunciГіn, el estГєpido se obstina con tozudez en lo trivial y suplemento. Es inepto al momento sobre jerarquizar prioridades. Igual que sugerГ­a Nietzsche, la estupidez mГЎs usual se fundamenta en olvidar nuestro propГіsito.

Se trataría sobre discernir con rigor y exactitud las complejidades de la vida. No obstante las majaderías se extienden con la rapidez del pánico. Podría decirse que hoy en aniversario se viralizan igual que la pólvora. Adivine tú a qué me refiero…

Uno de los remedios contra la estupidez es la decencia. Así, es inteligente cuestionar lo que individuo hace y no ha transpirado piensa. Quien vive en el “quizás” en bronymate app sitio sobre en las afirmaciones rotundas desplazándolo hacia el pelo contundentes, se aleja de las memeces. Quizás lo que creemos inteligente nunca sea más que la sandez. Era la dificultad que planteaba Erasmo sobre Rotterdam.

DesplazГЎndolo hacia el pelo una excelente terapia de sencillez serГ­В­a la risa inteligente. Sobre AristГіfanes asГ­В­ como Luciano sobre SamГіsata a Jonathan Swift, Mark Twain o Groucho Marx, satirizar la estupidez de la vida invariablemente es un deporte sobre buen entendimiento. Nos permite ver que las convenciones sociales son en muchos casos absurdas desplazГЎndolo hacia el pelo lerdas.

Decorado de El enfrentamiento de las Marx (Heerman, 1930).

La duda fundamental

Con el fin de concluir, quizГЎs tГє dirija sus invectivas hacia ciertos grupos sociales o individuos. Pero piense que la estupidez puede perjudicar sin distinciГіn a todo alma.

Hay estГєpidos en la misma proporciГіn en todos las estratos econГіmicos y no ha transpirado culturales, corrientes polГ­ticas asГ­В­ como geografГ­as. O hasta podrГ­a tГє meditar que yo tiempo adolezco sobre una estupidez envanecida. Y no le faltarГ­a razГіn.

La cruzada contra la estupidez está perdida sobre antemano. Decía Albert Camus en La peste que “la estupidez invariablemente insiste”.

Puede ser que tuviГ©semos que formular cada evidente tiempo, igual que hacГ­a el escritor Giovanni Papini, la pregunta fundamental de acabar sobre una ocasiГіn con la estupidez (aunque sea prГ­ВЎctica) Вїsoy un imbГ©cil?

“¿desplazándolo hacia el pelo En Caso De Que estuviese errado? ¿Si fuese alguno sobre los necios que toman las sugerencias por inspiraciones, las deseos por hechos? […] Sé que soy un imbécil, advierto que soy un idiota, así­ como lo cual me diferencia sobre las idiotas absolutos desplazándolo hacia el pelo satisfechos”.